No hay letras

No hay letras ni palabras

Solo suspiros demorados

Que describían tu cuerpo

Y gritaban tu nombre

Y reían contigo

Palabras no descritas

En los momentos de aciago

Imaginación que fluye

Por un dolor no desvanecido

A la sombra de un árbol seco

Que me vacía el alma

Y el cuerpo

Y mi tiempo corre ciego

Por un pasillo sin fin

En un corredor apartado

Desolado

Oxidado

Alejado

No describo

No escribo

No hay letras

Volvió

Y el viento volvió

Sin temor aparente

Con el espíritu hecho

Como un árbol floreciente

Y toque su cintura

Y besé su frente

Me besó en la boca

Y no hubo dolientes

Solos el viento y el cuento

Viéndose de frente

Con mi mano en su pecho

Reímos los dos

A la luz de la luna creciente

Un momento buscado

Una llama ardiente

Para que no se extinga

Y se vuelva su presente

Sus piernas bailaban

Al son del ambiente

Te hice el amor

Para no perderte

Y el viento volvió

Hasta que me llevó la muerte.

Enveneno

Cuando no es de día ni es de noche

Mi alma reposa en los nenúfares de tu laguna

Cuando no es de día ni es de noche

Mis pensamientos se vuelven tu recuerdo

Y decaigo, revivo y piso tierra

Llega la pena en aullido

Arriba el loco en vida

Recuerdo y pensamiento flotan en tu neblina

Y en la rápida estela de tu pasar

Una gota de agua, de tinta,

De vida

Indica el momento de chispa

Se hace fuego infinito

Para no respirar pesado

Embriagado de recelo

De memoria

De deseo

Sin querer más de lo que fuiste

Hasta allá voy

En camino al ocaso

En una ronda sin retorno

Como cuando te vas con la muerte

Como huida de bandido

Sin volver

Cinco letras: nunca

Me aletargo

Me suspendo

Enveneno

Cuando no es de día

Cuando no es de noche

Letras

No leas más las letras

Que te he regalado

Te harán daño más de la cuenta

No leas más el recuerdo

Es lo que soy

Se vuelve frío con tormenta

No te vengas detrás de mí

No me alcanzarás

Deja el destino solo

No juegues con él

No lo veas

No lo sientas

Vete con las libélulas

Hasta un paraje sin retorno

Vuela con las abejas

Y busca melcocha en el trapiche

Corre con los chacales

En una sabana inacabable

Duerme tu siesta

Como un domingo cualquiera

Vuélvete agua, brisa, rayo, hoja, corazón

No vengas tras de mí

No me alcanzarás

No le des vida a la memoria

Se libre

Alma en el río

Déjate llevar

Abrázate y suéltate a su delta

Llega al mar inmenso

No te ahogues

La marea te lleva

Te flota

Pero no vengas tras de mi

Soy cárcel en pena

Encerrado en un uno

Corazón con candado

Sin llave, sin clave

Inmolado en pena

Avanzo

Con el látigo de la indiferencia

No improviso

No siento

Vete con las libélulas

Vuela con las abejas

Corre con los chacales

Navega en el río

Flota en el mar

Pero no vengas tras de mi

No me alcanzarás.

Ensayo N°3

Quisiera tenerte ahora

Encerrarte en 4 paredes

Besar tu boca

Tu pelo

Rasgar tus vestidos

Dejarte desnuda

Acariciar tu pelo

Tu espalda

Tus nalgas, tus muslos

Hacer con mis manos

Una escultura con tu cuerpo

Sentir tu saliva.

Tocarte toda

Mojarte de ganas

Nadar en tu cristalino mar

Sumergirme en tu playa,

Y esperar un atardecer verde.

Nos abraza la lujuria

Nos hace suyos

El deseo reina ahora

Tu respiración

La vuelvo jadeo

Tus suspiros

Los convierto en gemidos

Respiro tu aire

Somos dos cuerpos transformados

Besar tus pechos

Correr en tus montañas

Y llegar al valle moreno

Lamer tu cuello

Jugar con tu barbilla

Susurrarte en la ventana de tu oreja

Me gustas

Sentir tus manos

Pedir de tu droga

Hablarte sucio

Golpear la brisa que no existe

El placer nos rodea

Ese deseo intenso

De acostarme y amanecer contigo

Somos esclavos de lo desconocido

Quiero despeinarte al hablarte

Que grites mi nombre cuando lo pienses

Ser todo y ser nada

No me digas “Te Amo”

Porque yo no lo haré

No hay frases sensibles

No hay momentos mágicos

No hay momentos

No hay

Solo el sexo

Soy ya un Vernáculo

Solos tú y yo

Entregados en cuerpo

Deseando no acabar nunca

Que el tiempo se detenga

Que el tiempo no corra

Que el tiempo se alargue

Un escalofrío que invade

Un temblor me recorre

Te siento trepidar

Nos volvimos uno

Nos volvimos todo

Explotar a tu provocación

Caigo muerto

Frunzo el ceño

Dejo el celo

Lucidez vuelve

Te amo

 

 

 

 

Aceptar

Entre la necesidad de verte

Y el horror de pensarte

Se me han ido 3 kilos de vida

Entre dos días de memoria

Y hoy el día más triste de la historia

He agonizado en el tiempo

No hay luces ni rosas en trasnocho

Solo un corazón de par en par

Esperando que llegues

O esperando que partas

La esperanza me ha abandonado

Esa la que siempre profesaba

Fue una fría noche de sábado al verte

Que brisa y aliento se detuvieron

Te vi entre belleza y espinas

Majestuosa, intacta, pulcra, perfecta

Inalcanzable

Ilusiones me arroparon

Te veo a lo lejos

Me he vuelto aquello que no extraño

Se me ha ido el tiempo y mi mundo en ti

Que no te conozco,

Que no te dejas leer.

Sencillo, te conocí y me jodí

Pero como me gustó

Es estar dulcemente jodido

A pesar de no ser el momento

Nado en tu recuerdo, me sumerjo

Imaginar tu vida ya ocupada

Comprometida

Vivía sencillo, sin saber que existías

No hay tiempo que corra

Soy quien ilusiona

Y se desilusiona

Solo estoy

Lucho contra la realidad

Aceptar y callar

Suelto

En la sombra

En lo claro

En lo oscuro

En un manto

En lo sano

En lo insano

En lo negro

En lo blanco

En mi ojo

En mi mano

En el ceño

En el tango

En la nada

En lo sabio

En el cubo

O el cuadrado

En el trueno

En el rayo

En la roca

En mi almohada

En la hoja

Y en la rama

En tu cuerpo

En mi alma

En lo bueno

Y en lo malo

En la vida

Me apego

Lo suelto

Muero